Identidad y firma electrónica con máxima seguridad y validez legal. Ir a Soluciones

Información 934 774 245915 762 181
Soporte de 9:00 h. a 19:00 h.

La firma de un contrato laboral es una buena noticia. Lo es para la persona que lo firma y comienza un nuevo proyecto y también para la organización que suma un nuevo talento a su plantilla. Ahora bien, en ocasiones existen determinadas circunstancias que condicionan la incorporación de la persona a su nueva empresa. Es en esos momentos donde cobra especial importancia la figura de los precontratos de trabajo

Todo responsable de recursos humanos se ha encontrado en la situación de encontrar a la persona adecuada para un puesto de trabajo pero darse cuenta de que su incorporación no puede ser inmediata. Un caso donde el precontrato puede garantizar la posterior incorporación. Eso sí, es muy importante que en este proceso se definan todos los aspectos con la máxima claridad para evitar cualquier posible problema futuro. En este artículo queremos acercarte toda la información para realizar de forma correcta un precontrato laboral. 

Ya disponible el nuevo eBook con los 10 tips prácticos para mejorar la gestión documental de tu empresa. ¿Qué esperas para descubrirlo? ¡Descárgalo de forma gratuita aquí!

¿Qué son los precontratos de trabajo y en qué situaciones pueden ser útiles?

Acuerdo previo de precontratos de trabajo

Es un acuerdo que refleja la voluntad de las dos partes (empleador y empleado) de firmar en el futuro un contrato de trabajo. No es todavía un contrato pero sí es un compromiso legal y firme de contratación futura.  Un compromiso que debe formalizarse por escrito, es decir, una simple conversación o una propuesta verbal de trabajo no tienen ningún tipo de validez legal ni pueden considerarse un precontrato. Debe redactarse un documento que especifique los asuntos más relevantes del pacto. 

Los precontratos de trabajo pueden firmarse en cualquier tipo de situación y siempre que así lo consideren necesario las partes implicadas. Ahora bien, existen determinados casos donde su uso es más recomendado ya que aporta seguridad al empleado en su transición laboral y a la empresa contratante le aporta garantías de que la incorporación será real. Estas son algunas de esas situaciones: 

  • Necesidad de obtener un permiso de residencia y trabajo: es uno de los casos más comunes. La empresa quiere incorporar a una persona que reside fuera del país y necesita un plazo para conseguir la documentación necesaria para el desarrollo de su actividad laboral. 
  • La obligación del trabajador de cumplir una cláusula de no competencia: en este escenario el precontrato laboral permite concretar el acuerdo que se llevará a cabo una vez finalice el plazo marcado por la cláusula de no competencia. 
  • Transición de un trabajo a otro en los plazos establecidos por la ley:  en aquellos casos donde el trabajador debe cumplir con un plazo de preaviso para dejar su actual puesto laboral, el precontrato aporta una garantía y seguridad.  
  • El fichaje de un gran talento: También puede darse la circunstancia de que la firma de un precontrato de trabajo funcione como requisito para formalizar una negociación. Puede ocurrir que el empleador tenga mucho interés en contratar un talento determinado. Mediante esta firma previa consigue proteger la negociación y asegurar que su voluntad es llegar a un acuerdo firme.

¿Cuáles son los elementos que incluye?

Como responsable del departamento de Recursos Humanos debes tener claro que no existe un único modelo respecto al precontrato. Existen una serie de elementos comunes pero cada situación particular puede ser diferente. En todo caso, es fundamental que el documento refleje la oferta real y que todo lo que incluye pueda extenderse al contrato de trabajo final. Algunos de los aspectos más habituales serían: 

  • La fecha prevista cuándo se firmará el contrato de trabajo. 
  • La naturaleza del contrato. 
  • Las condiciones laborales acordadas. 
  • Importe de la indemnización en caso de incumplimiento de lo pactado. 
  • Cuáles son las condiciones que se deben cumplir para que se llegue al contrato final (por ejemplo, la obtención del permiso de residencia). 

¿A qué obliga y qué ocurre si alguna parte lo incumple?

Documento de precontratos de trabajo

No es lo deseado pero podría ocurrir que, finalmente, alguna de las partes decidiera no acabar formalizando la relación laboral. Si esto ocurre y, como se ha señalado en el apartado anterior, se ha reflejado en el documento cómo proceder en caso de incumplimiento pueden existir consecuencias legales. En ese sentido hay que distinguir estos dos escenarios: 

  • Si el precontrato se rompe siguiendo un motivo que estaba recogido en alguna de las cláusulas incluidas no se podrán aplicar las consecuencias. 
  • Por el contrario, si la razón por la que se incumple en el precontrato no estaba presente en el documento la parte perjudicada puede demandar a la otra. 

Ahora bien, lo más habitual suele ser que la indemnización por romper un precontrato laboral sea económica y, de esta forma, se compense a la parte perjudicada. 

Una firma no solo presencial

El desarrollo tecnológico ha permitido que muchos trámites burocráticos o laborales puedan realizarse desde la distancia. De esta forma, los precontratos de trabajo no necesariamente tienen que formalizarse de manera presencial. Al igual que la firma electrónica de un contrato tiene plena validez también se puede usar este procedimiento para sellar el acuerdo previo. En ese sentido, Firmaprofesional ofrece los servicios necesarios para garantizar una firma segura desde cualquier lugar y con múltiples dispositivos. 

Esta seguridad hará que la firma previa acabe desembocando en la firma definitiva en el contrato final. Es importante señalar que, desde un punto de vista legal, en caso de que se produzca alguna diferencia entre el precontrato y el contrato, lo que tendrá validez será lo que se firme en el contrato final. En resumen, los precontratos de trabajo plasman el compromiso entre dos partes para firmar un futuro contrato. Son una firma previa pero no representan el inicio de la relación laboral. Su objetivo es facilitar la vida de la empresa y el futuro empleado en situaciones como una negociación compleja, la necesidad de obtener un visado de trabajo o cumplir con una cláusula de no competencia. Mediante la firma de este documento la parte contratante y la contratada reflejan las condiciones futuras de su relación laboral.

gestión documental empresa
Firmaprofesional
Firmaprofesional
Share This
Ir al contenido